Vizcarra disuelve el Congreso de Perú y llama a elecciones

Vizcarra disuelve el Congreso de Perú y llama a elecciones

PAGINA SIETE.- El presidente de Perú, Martín Vizcarra, firmó una orden suprema para la disolución del Congreso, poder del Estado que este lunes no dio prioridad a la cuestión de confianza planteada por el Ejecutivo sobre el proceso de elección de magistrados para el Tribunal Constitucional (TC), según reporte de medios del vecino país.

"He decidido disolver constitucionalmente el Congreso" dijo hace instantes en un mensaje a la nación transmitido en directo desde el Palacio de Miraflores.

Según informó el congresista oficialista Clemente Flores, tras la elección de Gonzalo Ortíz de Zeballos como el primer miembro del TC, el jefe de Estado se reunió con su equipo jurídico para evaluar el cierre del Poder Legislativo.

Esta mañana, el Congreso peruano desafió a Vizcarra, y eligió a Ortíz sin discutir la cuestión de confianza presentada por el Ejecutivo para intentar detener ese proceso.

La decisión del Legislativo, que domina el partido fujimorista Fuerza Popular, se tomó en medio de una jornada caótica, que a primera hora incluyó la presentación del pedido de confianza por el primer ministro, Salvador del Solar, quien poco antes se encontró con las puertas del hemiciclo cerradas.

Del Solar, que ingresó al pleno luego de la intervención de legisladores de izquierda y liberales, criticó que la elección del TC "se estaba haciendo de manera altamente apresurada, en solo cinco días" y sin que "la ciudadanía pueda enterarse de lo mínimo que debe saber de los candidatos".

"Por eso hoy mismo pedimos al Congreso que defina la confianza, si es que nos la da o nos la niega", concluyó el primer ministro tras haber recibido la palabra del legislador Gino Costa, en cumplimiento del artículo 129 de la Constitución que le permite intervenir en un debate legislativo con las mismas prerrogativas que un parlamentario.

Vizcarra había anticipado el domingo que si el Congreso no procedía de inmediato con la cuestión de confianza solicitada, o continuaba previamente con el controvertido proceso de elección, el Gobierno actuaría "con la Constitución" y disolvería la cámara.