Ley edil saca del limbo a 400 night clubs y por primera vez los regula

Ley edil saca del limbo a 400 night clubs y por primera vez los regula

PAGINA SIETE.- Con la aprobación de la Ley municipal 263 de Control al Expendio de Bebidas Alcohólicas, los 400 clubes nocturnos que operan en La Paz salieron del limbo legal para ser regulados por la Alcaldía. Los propietarios de  establecimientos denuncian que no hubo consenso para la elaboración de la norma,  que ésta tiene contradicciones y  vulnera sus derechos.


El Concejo Municipal de La Paz aprobó hace unos días la Ley 263 que establece nuevos parámetros para el control y regulación de la venta de bebidas alcohólicas. Para la emisión de esas autorizaciones   establece   nuevas categorías   de licencias de funcionamiento para negocios específicos.


Con el objetivo de normar la venta de bebidas alcohólicas, la ley edil también regula el funcionamiento de peñas, centros culturales, restaurantes, karaokes, salones de eventos, licorerías, supermercados y tiendas de barrio. Recientemente unificada, la asociación de propietarios de establecimientos a los que llega   la norma  anuncia un ampliado.
 
  
“La anterior ley municipal de expendio de bebidas daba licencias de funcionamiento a pubs, whiskerías, karaokes, supermercados; pero no a lugares donde hay espectáculos para adultos (table dance). Esos locales, que existen en La Paz desde hace muchos años, obtenían su licencia de funcionamiento como si fueran establecimientos con otras  características”, afirmó el concejal Fabián Siñani, de SOL.bo.

Con la aprobación de la Ley municipal 263 de Control al Expendio de Bebidas Alcohólicas, los 400 clubes nocturnos que operan en La Paz salieron del limbo legal para ser regulados por la Alcaldía. Los propietarios de  establecimientos denuncian que no hubo consenso para la elaboración de la norma,  que ésta tiene contradicciones y  vulnera sus derechos.

“Estamos preocupados por la nueva normativa porque  no está velando el derecho al trabajo  de  propietarios y   dependientes. No sólo en el caso de whiskerías sino en restaurantes y otros establecimientos grandes y pequeños. No está midiendo las afectaciones porque para hacer esta ley no se sentaron a dialogar con nosotros”, manifestó, por su parte, el secretario ejecutivo de la  Federación de Propietarios de Restaurantes, Snaks, Bares, Whisquerías, Karaokes, Peñas, Discotecas, Licorerías y ramas afines al Expendio de Alimentos y Bebidas Alcohólicas de La Paz (Aprecna), Juan Carlos Callejas. 


Licencias para night clubs


En 2016, el propietario del club nocturno Katanas, Marco Cámara, fue denunciado por los delitos de trata y trafico supuestamente perpetrados en el local. El caso desveló los vacíos legales que permitían el funcionamiento de estos locales sin una regulación.


     “En esta nueva ley hemos creado la licencia de funcionamiento para estas actividades económicas.

Además incorporamos una serie de requisitos adicionales para su obtención; una de ellas es el contrato de todas las personas que trabajan en estas actividades. Es una contribución para que haya un mínimo de control para evitar trata, abusos y atropellos como los conocidos en estos lugares”, manifestó Siñani. 

El artículo 59 de la Ley 263 establece seis categorías de locales para la emisión de licencias de funcionamiento. Entre ellas incorpora como nueva a la “D”, referida a establecimientos  donde se desarrollan espectáculos para adultos, más conocidos como night clubs o table dance. 


 El documento  establece que  en estos establecimientos   queda terminantemente prohibido el trabajo sexual. Dispone como requisitos adicionales un certificado de  la FELCC que acredite que el  propietario no tiene antecedentes, además de   un listado  del personal al que debe adjuntarse    copias de  los  documentos de identidad  de los empleados y de los contratos de trabajo visados por el ministerio correspondiente. En caso de desvinculación o nueva incorporación laboral, ésta debe ser  informada al gobierno municipal.


“Con esta ley, cuando tengamos que  obtener la licencia no sabemos en qué plazo la obtendremos. Las licencias de funcionamiento que ahora  tenemos en muchos casos han  sido aprobadas en uno y hasta en tres años. Mientras tanto, ¿qué hacemos con los trabajadores? Eso va a ser un problema social”, dijo Alberto Soliz, miembro de Aprecna.


        Coincidió con  Callejas en  que en cuanto la comuna empezó la elaboración de la norma, los propietarios tomaron contacto con el Concejo  para participar. “Pero nos hemos visto sorprendidos ahora que aprueban la ley y  nunca nos tomaron en cuenta”, dijo.