Tribunos se trazan la meta de lograr independencia judicial

Tribunos se trazan la meta de lograr independencia judicial

PAGINA SIETE.- El Tribunal Supremo Electoral (TSE) entregó ayer credenciales a los nuevos tribunos -26 titulares y 26 suplentes-, en una ceremonia organizada en el auditorio del Banco Central de Bolivia (BCB).   Entre los asistentes, sobresalieron quienes vistieron ponchos, sombreros y polleras. En cambio los magistrados lucieron trajes y corbatas. 

“El desafío es tener una justicia independiente”.  Esa fue la premisa de los  magistrados elegidos por voto el 3 de diciembre, que ayer recibieron sus credenciales,  bajo la sombra de la ilegitimidad porque el voto nulo -en promedio a nivel nacional- alcanzó  el 50,93%.


Pero para Katia Uriona, presidenta de la entidad electoral, los nuevos tribunos cuentan con total legitimidad, pues la administración del proceso  fue “transparente”, además de que en las elecciones judiciales del 3 de diciembre hubo una participación del 84% de electores.

Los nervios dominaron a la  mayoría de los magistrados, pero otros,  como Gonzalo Hurtado y Pastor Mamani, ahora del Tribunal Constitucional, sonrieron y posaron  para las cámaras. En 2011, Hurtado y Mamani  recibieron por primera vez sus credenciales,  pero como magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.


“Jallalla”, “fuerza jefe”, “bravo”,  gritaron y aplaudieron los presentes cuando la maestra de ceremonias llamó  a cada uno de los nuevos tribunos al estrado. Algunos cumplieron  con el saludo protocolar a los vocales;  otros se pasaban de largo, recibían sus credenciales y posaban ante las cámaras.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) entregó ayer credenciales a los nuevos tribunos -26 titulares y 26 suplentes-, en una ceremonia organizada en el auditorio del Banco Central de Bolivia (BCB).   Entre los asistentes, sobresalieron quienes vistieron ponchos, sombreros y polleras. En cambio los magistrados lucieron trajes y corbatas. 

“El desafío es tener una justicia independiente”.  Esa fue la premisa de los  magistrados elegidos por voto el 3 de diciembre, que ayer recibieron sus credenciales,  bajo la sombra de la ilegitimidad porque el voto nulo -en promedio a nivel nacional- alcanzó  el 50,93%.


Pero para Katia Uriona, presidenta de la entidad electoral, los nuevos tribunos cuentan con total legitimidad, pues la administración del proceso  fue “transparente”, además de que en las elecciones judiciales del 3 de diciembre hubo una participación del 84% de electores.

Los nervios dominaron a la  mayoría de los magistrados, pero otros,  como Gonzalo Hurtado y Pastor Mamani, ahora del Tribunal Constitucional, sonrieron y posaron  para las cámaras. En 2011, Hurtado y Mamani  recibieron por primera vez sus credenciales,  pero como magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.


“Jallalla”, “fuerza jefe”, “bravo”,  gritaron y aplaudieron los presentes cuando la maestra de ceremonias llamó  a cada uno de los nuevos tribunos al estrado. Algunos cumplieron  con el saludo protocolar a los vocales;  otros se pasaban de largo, recibían sus credenciales y posaban ante las cámaras.

Dolka Gómez, del Consejo de la Magistratura, aseguró que cuenta con legitimidad, debido a que obtuvo votos que la posicionaron en el primer puesto. “Ganó el nulo, pero también obtuve una buena votación, por eso prometo que sí vamos a cambiar la justicia y los bolivianos estarán seguros de que eligieron a una buena autoridad”, indicó.  


Omar Michel Durán, quien fue investido vistiendo  un poncho rojo, una chalina de color vicuña y una guirnalda,   manifestó que se siente “absolutamente legal y legítimo”, porque llegó al cargo gracias al voto del pueblo  y de  las organizaciones sociales. “Soy legítimo. Los compañeros se sienten representados conmigo porque en su momento los he asesorado hasta gratis”, señaló.


Sin dar crédito a las protestas, los tribunos junto a sus familiares, invitados, abandonaron las instalaciones del BCB, en la espera de que llegue enero de 2018 para asumir sus funciones.