El TSE se desmarca de la responsabilidad de hacer cumplir resultado de 21-F

El TSE se desmarca de la responsabilidad de hacer cumplir resultado de 21-F

EL DEBER.- La presidenta del Tribunal Supremo Electoral, Katia Uriona, se descargó de la responsabilidad de velar por el cumplimiento del referéndum del 21-F al presidente de la Asamblea Legislativa (el vicepresidente Álvaro García Linera), al que atribuyen la responsabilidad de velar por su cumplimiento. Uriona encargó la lectura de las respuestas a las seis preguntas de la petición de informe que le solicitaron senadores opositores al director jurídico del Órgano Electoral.

Sobre la pregunta “¿De qué manera se está dando cumplimiento a la decisión asumida por el pueblo boliviano en fecha 21 de febrero de 2016 durante el referendo de reforma parcial del texto constitucional en el cual se rechazó la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado?”, el informe de la sala plena hizo una larga explicación sobre los pasos.

En ese resumen, dejó establecido que su labor se inició en concordancia con la Constitución y  la Ley de Régimen Electoral, cuando la Asamblea Legislativa Plurinacional emitió una convocatoria al referéndum constitucional aprobatorio "para que el pueblo boliviano apruebe o rechace la reforma del artículo 168". Recordó la fecha del referéndum y la pregunta realizada.

Recalcó que la organización estuvo a cargo del TSE, que "tiene competencia de organización ejecución y proclamación de resultados de los referéndums. En este sentido el TSE emitió el 6 de noviembre de 2015 una resolución de aprobación de calendario electoral".

Admite que la ley de régimen electoral señala que los resultados son de cumplimiento vinculante y obligatorio, pero el documento leído establece que "las autoridades competentes deben encargarse de su cumplimiento", y que "el 29 de marzo el TSE se remitió al presidente de la Asamblea Legislativa.