Bolivia pasa de la euforia a la desazón y empieza a digerir el fallo en contra

Bolivia pasa de la euforia a la desazón y empieza a digerir el fallo en contra

EL DEBER.- El centro político del país reflejó también la desazón nacional por el fallo de la Corte Internacional de Justicia  de La Haya que rechazó por 12 votos contra tres la demanda marítima que pedía obligar a Chile a sentarse a negociar una salida soberana al Océano Pacífico. 

Unas 200 personas siguieron la lectura en dos pantallas gigantes instaladas en la Plaza Murillo. Mientras avanzaba el fallo y se repetía la frase "la Corte no ha establecido que Chile tenga obligación de negociar con Bolivia", aumentaba la desazón.

Muchas personas decidieron retirarse de la plaza y retornar a sus obligaciones cotidianas. "Listo, nos quedamos sin mar"decía un caballero mientras que su acompañante complementaba "siempre nos falta centavos para el peso".

Así, la desazón cundió y la plaza Murillo se quedó vacía rápidamente. Sólo un grupo de personas coreaban "mar para Bolivia" pero ya a media voz.