EPSAS adeuda una millonaria indemnización a exempleados

EPSAS adeuda una millonaria indemnización a exempleados

PAGINA SIETE.- Más de 1,6 millones de bolivianos es el monto que la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) SA adeuda por pago de quinquenios e indemnizaciones a exempleados. Los beneficiarios son dos dirigentes que denunciaron despidos e irregularidades en la operadora de agua, durante la intervención de que empezó en 2013 y que debía durar seis meses pero, tras seis extensiones, aún continúa.

“Denuncia en contra del interventor de EPSAS Marcel Humberto Claure Quezada y el señor Víctor Hugo Rico Arancibia por daño millonario debido a la mala administración de la empresa”, es el título de un documento que fue enviado al ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño; al alcalde de La Paz y presidente del directorio de Samapa, Luis Revilla; y a la concejala Cecilia Chacón, el 21 de septiembre.

El escrito al que tuvo acceso Página Siete señala que la operadora de agua potable tiene una millonaria deuda por dos procesos laborales seguidos por los señores Lorenzo Quisberth y Pedro Castro. Ambos, exmiembros del sindicato de los trabajadores de la aún intervenida EPSAS.

La denuncia señala que Quisberth, secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de EPSAS hasta el 2013, fue destituido de su puesto de forma injustificada y sin respetar el fuero sindical por denunciar los despidos injustificados y presuntas irregularidades por parte del primer interventor Andrés Zegada (actual funcionario de Samapa).

En este caso, el 27 de junio de 2018 el Tribunal Supremo de Justicia emitió el Auto Supremo 135/2018 que ratifica la sentencia que instruye a EPSAS la reincorporación del afectado con el pago de todos sus haberes devengados y otros beneficios. Ese monto asciende a 1.500.000 bolivianos.

“De igual manera el señor Pedro Castro acude a la Judicatura Laboral en demanda de sus quinquenios no pagados”, señala la denuncia firmada por el abogado Marco Ramos.

Según argumenta el documento, el beneficio correspondiente a 10 años no fue cancelado como “venganza” a las denuncias hechas por Castro en contra de la administración de Víctor Rico en 2011. Ese año, los trabajadores cumplieron varios días de paro que terminaron con la renuncia irrevocable de Rico, ahora director de la Autoridad de Fiscalización y control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS).

El total de los quinquenios impagos de Pedro Castro alcanza la suma de 90.721,50 bolivianos. La sentencia determina que este monto debe ser cancelado.


Los paceños aprendieron el valor del agua durante la crisis.
Archivo Página Siete

En 2012, Castro enfrentó una querella penal en su contra, interpuesta por el secretario de Hacienda de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia (CTFB), León Cuevas, por falsedad material, ideológica y uso de instrumento falsificado.