Cinco de 6 acusados luchan por rehacer su vida tras el juicio

Cinco de 6 acusados luchan por rehacer su vida tras el juicio

PAGINA SIETE.- Cinco de los seis acusados en el caso del bebé Alexander luchan por retomar su vida, la que cambió después de que la comisión de fiscales los puso en la lista de sospechosos de lo que pasó aquel 13 de noviembre de 2014.

Mientras algunos volvieron a trabajar, decidieron mudarse a otro departamento o terminar sus estudios, solo el médico Jhiery Fernández continúa encarcelado en la batalla judicial por defenderse de un delito del que siempre se declaró inocente. Esta semana pasará a cumplir la detención en su domicilio.

De la revisión de los archivos judiciales, desde la primera imputación hasta la última sentencia, dictada el 27 de marzo de este año, 30 personas fueron implicadas o llamadas como testigos. De ellas, seis fueron sentenciadas, tres por medio de cuestionados procesos abreviados gestados por el entonces fiscal de materia Edwin Blanco.

El 27 de abril, la primera en someterse a este proceso fue Madelen Pahe Chambi, niñera de Alexander, quien recibió cinco años de cárcel pero logró su libertad con el perdón judicial.

El 30 de abril de 2015, la segunda en recobrar su libertad y volver a las aulas de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) fue la practicante de enfermería del Hospital del Niño, Natty Choquetarqui Bellido.

Por la presión familiar, para evitar el penoso gasto en el juicio, el tercero en inculparse y lograr sentencia mínima fue el médico del servicio de Emergencias del Hospital del Niño, José Luis Delgadillo.

El médico debió abandonar su trabajo luego de que el hospital emitió informes que lo perjudicaron, igual que a las dos enfermeras imputadas.

Las otras dos sentenciadas, que se defendieron hasta marzo, cuando se dictó la condena, son la enfermera del Hogar Virgen de Fátima, Lola Rodríguez y la residente del Hospital del Niño, Sandra Daniela.

Madeni logró concluir con su internado y ahora trabaja en un centro médico de El Alto, durante el juicio por la agresividad con la que la fiscal Susana Boyán se opuso a suspender una audiencia, puso en riesgo su embarazo.

En los tres años que duró el juicio, Rodríguez sufrió maltratos de su pareja y terminó en la venta ambulante de refrescos, fue la única que no apeló la sentencia por falta de dinero y para dedicarse a sus dos hijos.

Pese a todo, egresó como licenciada en enfermería pero ante el panorama, alista las maletas para mudarse a Santa Cruz, donde empezará de nuevo su vida.

A Jhiery Fernández le robaron 4 años

Pese a las irregularidades denunciadas en un caso sin pruebas contra él, Fernández siente que le robaron cuatro años de su vida. Fue el único encarcelado y el miércoles los jueces sólo autorizaron que cambie su encierro de la celda a su casa.

El joven médico asegura ser el chivo expiatorio de los fiscales para encubrir el error de diagnóstico de la forense Ángela Mora, como lo admitió la jueza Patricia Pacajes en el audio que Página Siete reveló.

Madeni fuemadre durante el juicio

Durante el juicio, la médico residente del Hospital de Niño, no solo tuvo que pelear por trabajar y asistir a las audiencias, sino que tubo una amenaza de parto prematuro, ocasionada por las largas horas sentada en los estrados.

Madeni culminó su residencia y ahora trabaja en un centro hospitalario de la ciudad de El Alto. Ella fue la que mantuvo con vida al bebé Alexander durante su traslado al Hospital Juan XXIII.

Rodríguez reinicia vida en Santa Cruz

“Me voy a viajar a Santa Cruz o una zona rural, para volver a empezar. No tengo plata para la apelación (...) Los abogados de Defensa Pública solo me han perjudicado”, aseguró en una anterior entrevista la enfermera del Hogar Virgen de Fátima, Lola Rodríguez.

El día que dictaron sentencia contra Fernández, Rodríguez se acercó al médico para pedirle perdón por haber sacado al bebé del Hogar sin su autorización aquel 13 de novimbre.

La mamita vive aisladaen religión

María Chambi, madre de Madelen Pahe, la mamita o niñera del Hogar Virgen de Fátima, afirma que desde que logró su libertad, su hija vive aislada y se refugia en la religión.

La madre negó la versión de una relación sentimental con Fernández y aseguró que cuenta con certificados médicos para rebatir la versión de la jueza Pacajes. Ahora con 23 años, continúa sus estudios y tiene un trabajo administrativo.

Choquetarqui retomó la UPEA

Luego de salir libre con el perdón judicial, la practicante del Hospital del Niño Natty Choquetarqui retomó sus estudios superiores en la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

Los fiscales Edwin Blanco y Susana Boyán la sometieron a un juicio abreviado, a pesar de que Choquetarqui ya contaba con un sobreseimiento que fue emitido el 25 de enero de 2015 firmada por el fiscal Leopoldo Ramos.

Médico aceptó delito por presión

“La vida nunca volvió a ser la misma. Trabajo pero no como antes. En ese momento había mucha presión familiar, pagar un abogado para todo el juicio era imposible, por eso decidí someterme al juicio abreviado”, afirmó José Luis Delgadillo, el pediatra del Hospital del Niño.

Afirma que trabaja en una institución con “perfil bajo” para evitar ser estigmatizado, luego de que el hospital le dio la espalda.

Nombres de 9 implicados perdidos en los archivos

Los nombres de nueve personas que fueron implicadas en el caso de la muerte del bebé Alexander quedaron en los archivos judiciales, se desconoce el actual destino de la mayoría de ellas, otras lograron superar la burocracia de la justicia pero no el estigma de ser procesado.

A las 15:30 del 13 de noviembre de 2014 comenzaron las primeras aprehensiones en el Hogar Virgen de Fátima donde junto al doctor Jhiery Fernández, la niñera Madelen Pahe y la enfermera Lola Rodríguez, también fue detenido el portero del lugar, Ramiro Condori.

Al día siguiente, del Hospital del Niño, donde fue reanimado Alexander y se le extrajo leche de los pulmones, fueron imputados el pediatra de turno en el servicio de emergencias, José Luis Delgadillo, la residente Sandra Madeni, el interno Darío Revollo, las enfermeras Isabel Coro, Martha Ticona y la practicante de enfermería Natty Choquetarqui.

Del Hospital Juan XXIII, donde Alexander perdió la vida fueron detenidos el pediatra Roberto Gumiel, las enfermeras Avelaida Romero y Eugenia Castillo. Gumiel, fue el primero en asumir la versión de violación sin verificar la historia clínica hecho que da origen a la polémica del caso.

Los últimos en ser procesados fueron el chofer y el paramédico de la ambulancia en la que trasladaron al bebé, desde el Hospital del Niño al Juan XXIII, César Luna y Fernando Fernández.

Durante los primeros meses de 2015, la Fiscalía emitió el sobreseimiento de los nueve.

De todos, Coro y Ticona lograron retornar a sus trabajos, sin embargo, la administración del Hospital del Niño las aisló, les quitó sus vacaciones y las privó de sus salarios mientras duró el proceso en su contra.