Magistrado del TCP: El artículo 168 de la CPE no fue “expulsado”, está en suspenso

Magistrado del TCP: El artículo 168 de la CPE no fue “expulsado”, está en suspenso

PAGINA SIETE.- Hace 10 años, como hoy, entró en vigencia la  Constitución Política del Estado. El magistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) Orlando Ceballos sostiene  que la Constitución no fue vulnerada en el tema de la reelección, como denuncian los opositores, porque el artículo 168 “no fue expulsado”, sino que  sólo “está en suspenso”.

Líderes de oposición y activistas afirman que  el TCP “violó” la  norma magna, porque dio vía libre a la “reelección indefinida”  sin respetar el artículo 168 que establece que el mandato del Presidente es de cinco año con opción a ser reelegido por una sola vez consecutiva.     

Ceballos, en entrevista con Página Siete, sostuvo que la habilitación del presidente Evo Morales a los comicios de octubre próximo está sujeta al mandato de la propia  Constitución Política del Estado (CPE).

La CPE  cumple 10 años, ¿qué análisis hace de su implementación?

Es un momento histórico que marca momentos de inflexión, de transformación de nuestro país. Después de la promulgación de la Constitución en febrero de 2009, hoy tenemos un país en pleno proceso de cambios y de transformaciones, de reformas profundas al Estado, de un proceso intenso de transformaciones en el ámbito judicial.

Tenemos  un constitucionalismo con un catálogo de derechos fundamentales, extendidos y seis acciones de defensa para hacer valer derechos. También tenemos un país que está siendo capaz de superar –a través de un proceso lento y dificultoso,  complejo– taras sociales que antes  teníamos, como, por ejemplo: la marginación, la exclusión, el  racismo. Están siendo de a poco superados.

En esta década, ¿se logró construir el Estado Plurinacional Comunitario?

Finalizado el proceso constituyente, promulgada la Constitución, hemos ingresado a un intenso proceso de constitución, de conformación de desarrollo del Estado Plurinacional Comunitario. La gran virtud de este Estado es que estamos hoy frente a un modelo de justicia que es la justicia intercultural, que se basa en el pluralismo jurídico y se materializa en una variedad de jurisdicción, la jurisdicción campesina, ordinaria, agroambiental y las jurisdicciones especializadas que aún tienen que ser desarrolladas y es una tarea pendiente del Legislativo.