Ministro de Educación dice que pedir clases presenciales “es una actitud criminal”

Ministro de Educación dice que pedir clases presenciales “es una actitud criminal”

EL DEBER.- “Volver a clases presenciales no es viable, es un planteamiento político partidario que busca generar convulsión”, afirmó este lunes el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, en entrevista con ATB.

La autoridad sostuvo que pedir que los estudiantes retornen a las aulas “es una actitud criminal”, lamentando que los dirigentes del magisterio, a su juicio, se opongan a la modernización del sistema educativo en el país.

Nuestra educación estará al nivel de cualquier sistema educativo del mundo entero”, enfatizó, a tiempo de ratificar que el análisis sobre una clausura anticipada de la gestión académica sigue en análisis y será consultado con la presidenta Jeanine Áñez.

Cárdenas detalló que los aprendizajes que reciben los alumnos no se ven afectados por la suspensión de las clases presenciales, solo las actividades y los contenidos que se abarcan, enfatizando que se debe continuar con las labores de forma virtual.

Al menos cuatro sectores alistan protestas para exigir que retornen las clases presenciales. La Central Obrera Boliviana (COB), la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve), la Confederación Nacional de Maestros de Educación Rural de Bolivia (Conmerb) y la Federación Departamental de Trabajadores de Educación Urbana de La Paz protagonizarán marchas mañana.

Una marcha de profesores comenzó la semana pasada desde Sica Sica y arribará en las próximas horas a la sede de Gobierno, mientras que en Cochabamba persiste una huelga y en Santa Cruz continúan los reclamos que exigen la rebaja de las pensiones en 50 por ciento y denuncian que se perjudica a los estudiantes de escasos recursos.

En respuesta, el ministro anunció que brigadas móviles llegarán a los lugares más alejados del país, donde los estudiantes no tienen acceso a internet, televisión, ni radio, para que no sean perjudicados en su proceso de formación en la actual coyuntura de pandemia por el coronavirus Covid-19.