Expertos de la CIDH se centrarán en las víctimas, con un enfoque independiente

Expertos de la CIDH se centrarán en las víctimas, con un enfoque independiente

PAGINA SIETE.- El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que investigará las muertes registradas entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019, concentrará su atención en las víctimas de la convulsión social del año pasado, con un enfoque independiente.

“El GIEI viene para cooperar con la consecución de la verdad y el trabajo de las autoridades del Estado (de Bolivia), sin embargo, su labor tomará en consideración la centralidad del sufrimiento de las víctimas”, anunció la argentina Patricia Tappatá, quien junto a Juan Méndez, Marlon Weichert, Magdalena Correa Henao y Julian Burguer forman parte del grupo de investigadores que trajo la CIDH y que este lunes firmó con la Cancillería de Bolivia el protocolo oficial para la investigación y ayuda mutuas.

Tappatá añadió que dentro de los procesos de investigación se formularán, además, planes de atención y reparación integral de forma individual y colectiva hacia las víctimas.

El brasileño Marlon Weichert confirmó que el trabajo que hará cada uno de los expertos será independiente. “Este (el GIEI) es un grupo de independientes seleccionados por la CIDH, pero actuamos en nombre personal no representamos a nuestros estados de origen, tampoco a la CIDH, somos un cuerpo con independencia”, sostuvo en conferencia de prensa.

Tappatá ratificó que en las reuniones que sostendrán con autoridades del Estado “en todos los niveles y de los tres poderes, además de organizaciones sociales”, se tomarán todas las medidas de bioseguridad ante la amenaza latente del coronavirus.

El mandato del GIEI-Bolivia es de seis meses a partir de su instalación en Bolivia y podrá extenderse previo acuerdo de las partes, por el tiempo que sea necesario para el cumplimiento de su objetivo.

El grupo dará a conocer al Estado los resultados parciales y finales de su gestión, así como las recomendaciones que se estimen convenientes, y elaborará un informe público final de su trabajo.

Después de ese informe, el fallo final será emitido por los jueces bolivianos, manifestó el ministro de Justicia, Iván Lima.